Agricentro: 956 536 216
Centro Veterinario: 956 409 629
Urgencias: 616 604 833
Síguenos en:

GOLPE DE CALOR

  • 0

GOLPE DE CALOR

Category : Sin categoría

Se acerca le época estival y con ella el incremento de las temperaturas.  Debemos destacar que nuestras mascotas son muchos más susceptibles al calor que los humanos y lo que para nosotros puede ser un día caluroso para ellos puede llegar a convertirse en una urgencia veterinaria.

El golpe de calor, es el nombre común que usamos  para referirnos al incremento de temperatura corporal, hipertermia, de manera brusca por encima de los 42ºc y sin signos de inflamación o infección (hipertermia pirogénica o fiebre)

Existen diversos FACTORES que PREDISPONEN a que nuestras mascotas sufran este síndrome:

  • Los mecanismos fisiológicos para el control de la temperatura en perros/gatos difieren notablemente del nuestro. ¿Alguna vez has visto a tu perro sudar? Las principales fuentes de disipación del calor en perros son: el jadeo, leve sudor por almohadillas y búsqueda de espacios frescos donde apoyan lugares sin pelo como el vientre.
  • Animales cachorros y geriátricos tienen mayor riesgo al igual que determinadas razas que por su configuración anatómica presenta problemas en el tracto respiratorio, dificultando así la correcta ventilación de los tejidos. Son las llamadas razas BRAQUICEFALAS, de morro chato (Bulldogs, Bóxer,  Shihtzu, Carlinos, Shar pei, Pekinés, gatos persa, etc.). Los perros de pelo oscuro, porque absorbe más el calor.
  • Animales obesos o con enfermedades subyacentes
  • Cardiópatas que pegan un bajón con los calores y el pronóstico puede aún ser más grave o fatal.
  • Paseo o ejercicio a horas de más calor.
  • Estancia en espacios pequeños sin ventilación como coches, balcones, etc.

sobrecalentamiento-en-perros1skinny-41-lb-cat-texas

SIGNOS que podemos observar:

Incremento de la temperatura (recordamos que la temperatura normal está entre 38-39ºC)

  1. Jadeo excesivo
  2. Taquicardia
  3. Mucosas secas o pegajosas y de color rojizo (hiperemias)
  4. Anormalidades en el sistema neurológico como tambaleo, pedaleo involuntario, pérdida de consciencia y convulsiones
  5. Debilidad
  6. Vómito
  7. Diarrea oscura
  8. Shock

canine-strokeimages

Si estos signos no son reconocidos a tiempo, el perro puede agravar su estado, entrando en fallos orgánicos irreversibles: edema cerebral, coagulación intravascular diseminada llegando incluso a la parada cardiaca y muerte.

TRATAMIENTO

La clave para un  buen tratamiento es la detección precoz y la corrección inmediata de la hipertermia.

Debemos trasladar a nuestra mascota al centro veterinario más cercano de urgencia para que se empiece con los cuidados intensivos oportunos. Se deberá ir bajando la temperatura de una forma gradual y controlar los posibles efectos secundarios.

Antes del traslado deberíamos empezar con el apropiado ENFRIAMIENTO DEL PACIENTE: mójalo con agua fresca, nunca deberemos meter al animal en agua congelada ni fría ya que esto podría agravar el cuadro. Lo recomendado es trasladar a nuestro animal a un sitio fresco y ventilado  y aplicar toallas húmedas a temperatura ambiente (20ºC). Esto hará que su temperatura decrezca de forma gradual hasta conseguir los 39ºC.

Humedécele la boca pero no le fuerces a beber.

Frotar con alcohol  o pasa un cubito de hielo por las axilas, inglés y nuca.

Masajear la parte inferior de las extremidades para favorecer la circulación.

PREVENCIÓN

Dog-Heatstroke

Aunque son de sentido común, parece que se nos olvida las necesidades mínimas que nuestras mascotas necesitan sobre todo en verano. ¿Si nosotros lo hacemos por qué para ellos no?

Deberemos de proveerles de agua fresca y limpia, dejarlos en un espacio amplio y con buena ventilación.

 

Intenta darle de comer cuando hayan pasado las horas de más calor.

Si es de pelo claro, su nariz y ciertas partes de su cuerpo como orejas o zonas donde no tenga pelo etc., se pueden quemar con el sol, por lo que puedes poner protectores solares formulados para mascotas.

Los paseos deberán realizarse a horas de menos calor (mañanas y noches) y evitaremos ejercicios físicos  intensos.

Si vamos de viaje, y en especial si nuestra mascota se pone nerviosa, deberemos llevar algunas toallas húmedas para aplicarle. Deberemos realizar paradas frecuentes para hidratarlos.

Y NUNCA dejes a tu mascota en el interior del coche, aunque sea con la ventana abierta, el estrés  que le puede producir el estar sólo es un factor de riesgo añadido. heat-stroke

El vehículo en muy poco tiempo se podría convertir en un horno para nuestro amigo.

 

 

Si llevamos a cabo todos los consejos dados podremos disfrutar sin problemas de un apacible y relajado verano junto a nuestra mascota.

 

Autor: Francisco Torres

Centro Veterinario La Pedriza


Leave a Reply