Agricentro: 956 536 216
Centro Veterinario: 956 409 629
Urgencias: 616 604 833
Síguenos en:

La higiene bucal canina y la enfermedad periodontal

  • 0

La higiene bucal canina y la enfermedad periodontal

Category : Sin categoría

Es frecuente en nuestra profesión escuchar aquello de “a mi perro le huele mucho la boca ¿Qué puedo hacer?” No tan frecuente son los propietarios que conocen y menos aún los que llevan a cabo una apropiada higiene bucal de sus mascotas.

perro-sonriendo-020813Aunque perros y gatos no padecen de caries como nosotr@s, tienen mucha tendencia a desarrollar tártaro. El tártaro es una placa dura y amarillenta de bacterias que crecen en la base de los dientes provocando la enfermedad periodontal. La enfermedad periodontal es de las más frecuentes en perros. Bastante frecuente en gatos. Pero ¿qué es? ¿En qué consiste y qué riesgos entraña? ¿Cómo podemos evitarla?

Para comenzar debemos tener claro cómo debe ser el aspecto de una boca sana. Los perros son carnívoros. Eso implica que, si acercamos nuestra nariz a su boca, su aliento siempre nos resultará ligeramente desagradable.  Pero en ningún caso pestilente ni fácilmente perceptible. Los dientes SIEMPRE deben  ser completamente blancos, sin sarro ni placa. Las encías son sonrosadas y uniformes.

Sin título

4 gingivitis5zu

Una boca con enfermedad periodontal implica un aliento pestilente y fácil de detectar. Dientes amarillentos, con sarro o placa bacteriana. Encías rojizas y retraídas hacia arriba. En casos graves se puede incluso visualizar la raíz del diente y perder piezas dentarias (Haz click en la imagen para ampliarla)

 

 

Algo muy aconsejable para mantener la dentadura sana el máximo tiempo posible es el uso de juguetes y chucherías especiales para la higiene bucal (Guitas especiales, golosinas de piel seca, barras de limpieza dental, etc.)

z_juguetes-para-perros-cuerda-nudos-107-0103

Por supuesto, una correcta alimentación a base de piensos de buena calidad (SÓLO pienso) hará que las limpiezas dentales sean necesarias con menos frecuencia y que sean menos agresivas.

En todo caso, al no ser posible (en general) una higiene diaria de la boca de nuestras mascotas (cepillado de dientes tras las comidas) se hace necesaria una limpieza de boca regular. Su frecuencia varía según el animal. Al igual que nosotros unos tienen más tendencia a problemas dentales que otros. Las razas pequeñas y medianas, por ejemplo, están muy predispuestos a esta enfermedad. Las razas grandes y gigantes son más resistentes (requieren limpiezas en menor frecuencia)

La limpieza de boca es un proceso similar al realizado en humanos. Al no disponer de colaboración por parte del paciente se requiere anestesia general. Con una máquina de ultrasonidos se rompe la placa bacteriana. Tras ésto se limpia y pule cada diente con una pulidora y una pasta específica que blanquea y previene la formación de nueva placa por un tiempo.

En muchas ocasiones el paciente viene tarde, con la enfermedad muy avanzada y es necesario retirar algunas piezas dentales. Por ello es importante vigilar a nuestra mascota y  hacer las limpiezas en su debido momento para evitar la pérdida de la dentadura.

Por lo general se requiere un tratamiento con un antibiótico específico durante 15 días en torno a la limpieza para dejar la boca libre de bacterias y prevenir infecciones.

Espero que este pequeño artículo os sea de utilidad y aclare dudas sobre esta gran desconocida que es la higiene dental de perros y gatos. ¡Si tenéis cualquier duda dejad un comentario y contestaremos lo antes posible!

 

Autor: Jose A. Calderón Merchán

Veterinario en Centro Veterinario La Pedriza.


Leave a Reply